"El perfil de mis dedos
está manchado de pelar papas, batatas,
de nicotina
y de limón,
de polvo y azuleno,
todo cubierto y de perfil, por
tinta,
todo imborrable
y tinta"

Irene Gruss
Contacto: isamirna@yahoo.com.ar PASÁ TAMBIÉN POR: http://bajolaslilas.blogspot.com.ar/

sábado, 1 de diciembre de 2012

Voces íntimas



El cuerpo y la idea
Van unidos
En esta súplica
¿De dónde salen la melancolía y la nostalgia?
Conceptos prohibidos
Por los que saben
Difícil inventar el futuro
Situarse en el mundo
Con otra luz
Hallar el  encuentro

Las palabras se ahogan
Incapaces de dar
Se asfixian en realidades
Como la señora del supermercado
La plantita  descuidada
El vecino de voz gastada
La fiesta sin luces subjetivas

El libro abierto
Siembra
En la mente confusa
Hiere  la posibilidad de decir
Con igual belleza

Añoro el día
En que vuelva a nacer
Con sangre alada
Interrogo si será...
Fantasmas que insisten

7 comentarios:

  1. Esas palabras, las íntimas, son las que mayor potencia tienen, de eso no tengo dudas.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  2. Sí, a veces duelen...Grcias. Otro abrazo virtual y de lo íntimo

    ResponderEliminar
  3. Hola Isabel, mira muchas gracias por tus comentarios, te cuento:NO LOS RESPONDO EN MI BLOG, sino que cuando me conecto-no siempre lo estoy-o estoy en redes de poesía,no face, ni google+, me gusta responder en el blog de quien deja el comentario,sabes, así se mucho mas si sí misma, el blog,para mi es la esencia,del que escribe...
    muchas gracis
    lidia

    ResponderEliminar
  4. hOLA iSABEL, te invito a mi blog, y podremos seguirnos si quieres, es hermoso tu blog!!!

    ResponderEliminar
  5. MUCHAS GRACIAS!! AHORA TE LEO. NO TENGO EL GADGTES DE SEGUIDORES EN ESTE BLOG, SÍ EN BAJOLASLILAS. SALUDOS

    ResponderEliminar
  6. Tal cual, nostalgia y melancolía un par de palabras prohibidas por un mundo que prefiere nadar en la hipocresía de la imagen feliz. Gracias, un abrazo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es la esencia del poema. Gracias. Un beso

      Eliminar